MARCHA NÓRDICA Y SÍNDROME DE DOWN (2020)

El síndrome de Down se produce por una alteración cromosómica. Quienes lo padecen pueden presentar alteraciones a nivel motor asociadas a determinadas características como hipotonía, hiperlaxitud, fuerza muscular reducida o el hecho de que suelen tener extremidades cortas en relación al tronco.

La literatura científica ha mostrado que el ejercicio físico comporta mejoras tanto en el patrón de marcha como en el equilibrio de la población general, sin embargo, los estudios en este sentido en personas con síndrome de Down son escasos.

En el presente estudio, realizado en Polonia, participaron 32 adultos (16 mujeres y 16 hombres) con síndrome de Down de entre 25 y 40 años. Los participantes fueron divididos en tres grupos:

  • Grupo de intervención de marcha nórdica (MN) (n=11)

La intervención consistió en 3 sesiones semanales de 1h de duración (calentamiento 10 min + parte principal 45min + vuelta a la calma y estiramientos 5min). La parte principal de la sesión consistió en practicar marcha nórdica a intensidad moderada a vigorosa con una progresión a lo largo de las semanas. Dichas sesiones fueron dirigidas por fisioterapeutas que además poseían una titulación de Instructor de marcha nórdica.

  • Grupo de rehabilitación (n=10)

El programa de rehabilitación consistió también en 3 sesiones semanales de 1h de duración en el que un fisioterapeuta dirigió ejercicios de coordinación, estabilidad, rango de movimiento, corrección postural así como ejercicios por parejas y de respiración y relajación. Se emplearon pelotas suizas y el programa fue progresado durante las 10 semanas.

  • Grupo de control (n=10)

El grupo de control no realizó ninguna actividad durante el tiempo de duración del estudio.

Se analizaron parámetros espacio-temporales de la marcha antes y después del inicio y la finalización del tiempo de intervención de 10 semanas. En los datos recogidos antes de empezar las intervenciones se observa que no hay diferencias estadísticamente relevantes entre grupos en relación a los parámetros analizados.

Tras la intervención los resultados muestran cambios estadísticamente significativos en el grupo de MN en velocidad de la marcha, la longitud del paso y la cadencia.

Los investigadores concluyen la idoneidad de una intervención de MN en personas con síndrome de Down para mejorar parámetros espacio-temporales de la marcha y recomiendan su inclusión en programas de atención a este grupo de población.

Referencia: Skiba, A., Sulowska, I., Podsiadło, S., Aleksander–Szymanowicz, P., Skiba, A., Marchewka, J., … & Marchewka, A. (2020) Nordic Walking training vs rehabilitation programme in improving gait in adult persons with Down síndrome. Issue Rehabil. Orthop. Neurophysiol. Sport Promot.; 30:13-21.

 Formando en marcha nórdica desde 2006. Visita mi web: 4trebol.com 

 

Un comentario sobre “MARCHA NÓRDICA Y SÍNDROME DE DOWN (2020)

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: