NORDIC WALKING, CÁNCER DE MAMA Y POSTURA

Las mujeres tratadas de cáncer de mama suelen presentar una excesiva cifosis torácica, lo que afecta a la postura de todo el cuerpo y la habilidad de la columna para funcionar y transmitir cargas y fuerzas correctamente. Sin embargo estos desequilibrios pueden corregirse a través de ejercicio físico adecuado.

Un equipo de investigación polaco realizó un estudio que examinó los efectos de distintas formas de ejercicio en la postura en el plano sagital en mujeres tratadas de cáncer de mama. 60 mujeres que habían recibido tratamiento contra el cáncer de mama fueron divididas en 3 grupos que tuvieron distintas intervenciones: Nordic Walking, ejercicio de resistencia en el agua y ejercicio de fitness general durante 8 semanas.

En este estudio la postura se analizó mediante un análisis fotogramétrico por ordenador antes y después de la intervención y los resultados mostraron distintos efectos en las curvas antero-posteriores de la columna dependiendo del ejercicio realizado. Así, el ejercicio de fitness general no produjo cambios, mientras que el ejercicio de resistencia en el agua redujo la cifosis torácica pero a expensas de un aumento de la lordosis lumbar. El Nordic Walking por el contrario fué el único ejercicio que produjo cambios equilibrados en el plano antero-posterior de la columna observándose reducciones de la cifosis y lordosis.

Estos resultados sugieren que debería tenerse en cuenta el tipo de ejercicio físico a prescribir en funcion del resultado postural que se busque.

Referencia: Hanuszkiewicz, J., Malicka, I., Barczyk-Pawelec, K., & Woźniewski, M. (2015). Effects of selected forms of physical activity on body posture in the sagittal plane in women post breast cancer treatment. Journal of back and musculoskeletal rehabilitation, 28(1), 35-41.

 Experta en ejercicio y cáncer. Formando en marcha nórdica desde 2006. Visita mi web: 4trebol.com 

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: